Menú
Escribe aquí palabras relacionadas con tu búsqueda
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Soporte Mundo VENTAS 6 estrategias para vender a puerta fría

6 estrategias para vender a puerta fría

venta a puerta fría

Hoy en día es muy común pensar que la venta a puerta fría es una técnica obsoleta. Las nuevas generaciones ni siquiera saben que existe realmente. Pero lo que los comerciales no se dan cuenta es que llamar a las puertas es en realidad el mejor entrenamiento que se puede tener en ventas.

Es una actividad difícil, pero te enseñará las mejores lecciones para tener éxito en las ventas. Más ahora la mayoría del marketing se hace por diferentes medios de comunicación digital; es por importante que el contacto humano es a veces el más efectivo.


Sin embargo, la mayoría de la gente no le abre la puerta a extraños y por ello puede ser difícil impulsar las ventas, sin dar tiempo a aplicar estrategias calificadas.


Por lo tanto, si te duelen los nudillos en tocar muchos timbres, ¡puede que estas estrategias te resulten muy útiles!


1 Supera las objeciones comunes de puerta fría

Cuando llamas a las puertas, es muy común recibir un gran y gordo "NO". Leer esta frase suena tan negativo, pero ¿sabes qué? Es el punto de partida para ir más allá en tus ventas.


Ya que te acabas de presentar, es importante que tu prospecto sepa ahora quién eres. Ya no eres un extraño y debes aprovecharte de esto, estableciendo un lugar en la mente de esa persona.


Hay tanto que puedes y obviamente, no es fácil superar las objeciones, pero con las estrategias correctas puedes terminar exitosamente con una venta.


Cuando se superan las objeciones, es crucial entender profundamente de qué se trata la objeción, para tener los instrumentos para superarla. Por lo tanto, considera descubrir qué hay detrás de ese "NO" y proporcionar una solución que se ajuste a lo que el prospecto quiere.


2 Aprende de las necesidades del prospecto

Cuando el prospecto te abre la puerta, no debes abrumarlo con tu genial discurso de venta. Debes de tratar de obtener toda la información que puedas sobre ellos. De esta manera, cuando estés tratando de vender tu producto/servicio, sabrás mejor cuáles son las necesidades que estás tratando de satisfacer.


No es una tarea fácil, pero sólo tienes que hacer las preguntas correctas.


En el primer momento, no tienes que convencer a tu prospecto que te compre. Sólo tienes que informarles que tienes un producto/servicio que puede ayudarles.


¡Se trata de hacer que el prospecto sepa que existes!


Los prospectos tienen necesidades diferentes, sólo tienes que descubrirlas. Hacer las preguntas correctas es realmente crucial. Hacer preguntas también hace que el prospecto piense que eres curioso, ya que los compradores potenciales responden bien a las personas curiosas. La clave para las ventas de puerta fría es hacer preguntas por interés, no por presión.  


3 Dales tiempo a tus prospectos

No pretendas tener una venta en tu primera reunión con el cliente; esto sucede raramente. Debes dejar algún tiempo para que tus prospectos obtengan información por sí mismos sobre tu producto/servicio. Puedes darles alguna información, pero no confiarán en ti hasta que hayan realizado su propia investigación.


A menudo, cuando se considera la posibilidad de comprar, la gente tiene que hablar con su organización o simplemente comprobar sus finanzas. Por lo tanto, es necesario dejarles algún tiempo para que decidan. Mientras tanto, asegúrate de no dejar pasar demasiado tiempo después del seguimiento. Después de unos días, puedes hacer el seguimiento, porque como ya se ha dicho anteriormente, ya no eres un extraño. Es importante enviar cartas, hacer llamadas telefónicas y programar nuevas reuniones.


4 Hay algunos arrepentimientos que no se pueden cambiar

Necesitas reconocer cuando un "NO" no se convierte en un "SI". Nadie tiene una relación cercana al 100%, y a menudo tu no puedes convencer a tu prospecto que te compre. Por un lado, es importante hacer un seguimiento y presionar a tu cliente de diferentes maneras. Por otro lado, es necesario que entiendas cuando estás siendo demasiado insistente. Hay algunos prospectos que no puedes convertir en clientes, por lo que es crucial que te des cuenta cuando estás pasando la "línea".


Con un poco de experiencia, sabrás cuando has llegado a esta línea, y sentirás cómodo para conseguir un "NO" más rápido y pasar a la siguiente puerta.


Las ventas puerta fría son un juego de números. Cuantas más puertas llames, más probabilidades tendrás de terminar con ventas exitosas.


Una estrategia es hacer que los prospectos se sientan cómodos al decir "no". Si eres cortés y sólo dices "Entiendo totalmente que mi producto/servicio podría no ser útil para usted", el prospecto sabrá que no estás presionando demasiado.


5 Perfecciona su Pitch para tu visita de puerta fría

Al comenzar tu discurso, debes dejar claro qué es lo que estás vendiendo. Los humanos tomamos decisiones basadas en las emociones, por lo que es necesario que lances tu producto con emociones. Así que veamos a fondo cómo se puede estructurar esto:


Introducción: Preséntate, normalmente una persona construye una impresión de ti en 10 segundos. Por eso es importante ser educado, sonreír y buscar el contacto visual.


Preguntas: Cuando estés parado frente al prospecto, él/ella podría querer saber por qué estás ahí. Así que explica brevemente lo que estás tratando de vender, pero recuerda, no caigas en la redundancia de tu propuesta. Después de esto, es el momento de hacer preguntas, conocer más sobre su cliente y obtener respuestas calificadas.


Presente: Luego que sabes cuáles son las necesidades de tu prospecto, es el momento en que presentes tu producto. Trata de involucrar a tu prospecto, contándole alguna experiencia real de otros clientes y calificando tus palabras en base a las necesidades que acaba de descubrir. Recuerda ser breve y empatizar con tu prospecto. 


Cercano: Si has dicho todo de forma correcta, es el momento en que busques el cierre de tu venta. En este momento, necesitas dejar que el prospecto hable y escucha sus preguntas. Debes de estar atento y recordar que cuando tu futuro cliente presente sus objeciones, es porque sólo está pidiendo más razones para comprar.


6. Mantén el seguimiento de tus prospectos con tu CRM

Para aplicar de forma efectiva cada estrategia anteriormente mencionada, es importante que guardes en un solo lugar, cada visita de puerta fría que tengas. Un CRM puede ser tu mejor aliado.


En nuestro caso, nuestra herramienta, SumaCRM, ha ayudado en un 35% a empresas a cerrar sus tratos, gracias a su fácil uso y rapidez. En el puedes guardar cada negociación, calendarizar tus visitas de puerta fría, ver el seguimiento de cada posible venta que tengas, guardar los contactos de tus prospectos y puedes usarlo desde tu ordenador, tablet o móvil.


Así que deja la libreta y prueba SumaCRM gratis por 30 días. Haz click en el banner que está al final de este artículo para agendar un tour gratis y sin compromiso. 


Conclusión:

Con estas estrategias, puedes realmente impulsar tus ventas puerta a fría. Gracias a ellas, puedes tener más confianza al llamar a la puerta. La confianza es importante cuando se conoce a alguien y es necesaria cuando se intenta vender algo. Cuando conozcas tu producto y tu discurso, te saldrá de forma natural.

¡A por más ventas!


¿Te ha gustado el artículo? Antes de irte...

Prueba SumaCRM GRATIS ahora - Y además consigue un TOUR GRATIS en base a tu negocio

El tour son 15 minutos, por teléfono y compartiendo la pantalla. Sin ningún compromiso.


PD: Si quieres también puedes apuntarte a nuestro curso de técnicas de venta gratis.

Tus amigos de SumaCRM (El CRM online más sencillo en español)

¿Quieres un tour gratis por SumaCRM?
Es por teléfono y en sólo 10 minutos sabrás si SumaCRM te sirve o no.
Cargando