Menú
Escribe aquí palabras relacionadas con tu búsqueda
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Soporte Mundo VENTAS Establece tus objetivos de ventas con estos 5 pasos para que tu empresa crezca rápidamente

Establece tus objetivos de ventas con estos 5 pasos para que tu empresa crezca rápidamente

Objetivos de ventas para que tu empresa crezca

La lógica es aplastante. Cualquier empresa que quiera ser rentable necesita vender. Para vender simplemente hay que tener unos objetivos para tu área de ventas. En este artículo lo aprenderás todo sobre los objetivos para el departamento de ventas de tu empresa y ejemplos que te pueden inspirar a establecer los mejores objetivos para tu organización.

Y es que sin ventas no hay empresa, sino un pasatiempo. Aquí entra en juego el ingrediente esencial de cualquier negocio. Se llama "crecimiento".

Podemos medir el crecimiento de muchas maneras, entre otras por:

  • El número de usuarios o sesiones en tu aplicación.
  • El porcentaje de registros a tu newsletter.
  • El tiempo que pasan los usuarios en tu web.
  • O la cantidad de comentarios que dejan en tu blog.

Pero si quieres tener éxito de verdad, para crecer solo necesitas... ¡más ingresos!

Y para hacer crecer tus ingresos, lo primero es aumentar las ventas.

No siempre es cosa fácil. Sin importar cómo se financia tu empresa, los primeros años de actividad suelen ser los más delicados de cualquier pequeña o mediana empresa. Es cuando hay más cosas pendientes y cuando no se cuentan con todos los recursos para hacerlas todas.

Como mínimo, necesitas:

  1. Encontrar una buena relación producto/mercado.
  2. Definir tu estrategia de adquisición.
  3. Y diseñar un embudo de ventas que convierta a tus prospectos en leads, para que, finalmente, se conviertan en tus clientes.

¿Crees que lo tienes todo listo? Supongo que has saltado de cabeza a la piscina del emprendimiento porque crees que tienes grandes ideas y muchísima ambición. No lo negaré: eso está muy bien. Siempre hace falta un poco de pasión que nos impulse frente a un nuevo reto.

Pero establecer objetivos sin experiencia es difícil.

Como fundador o líder de ventas en un negocio es tu responsabilidad fijar objetivos realistas, que sean alcanzables tanto para tu equipo de ventas como para tus inversores.

Para crecer rápidamente, tan solo elige un número que suene bien y lánzate a por él. Es importante que orientes tu equipo al éxito a largo plazo.

Los objetivos de venta que más te ayudarán con el crecimiento de tu organización se encuentran sobre la delgada línea que separa lo realista de lo temerario.

Te interesa aprender a identificarlos, ¿verdad? Tu equipo se motivará más, tu ímpetu se hará más poderoso, y los inversores y cofundadores se mantendrán contentos.

¡Así que vamos a echar un ojo a los cinco pasos para que puedas encontrar los mejores objetivos para impulsar el crecimiento de tu empresa rápidamente!


1. Pon los pies sobre la tierra

"Si sus vendedores disminuyen en sus metas y objetivos, no mire a estos en primera instancia, es mejor evaluar al que los dirige: el jefe o gerente, y al plan comercial y de marketing en curso," dice Jorge Pareja en su artículo.

Antes incluso de que empieces a pensar en incentivos o comisiones, necesitas revisar en profundidad tu plan de negocio y preguntarte: ¿Es realista mi objetivo de beneficio anual?

Hacerlo se reduce simplemente a repasar el análisis que ya has hecho: desde la información sobre tu sector o los precios, hasta con qué clientes ya has trabajado, el número de prospectos que puedes alcanzar y cuántos clientes potenciales llegan nuevos cada día.

Puede que ahora sea complicado responder a la pregunta anterior.

Para simplificarlo, hay tres factores principales que determinan si estás recorriendo el camino correcto.

Determina los objetivos de tu empresa

Empieza con lo que ya sabes.

Incluso si tu negocio tiene menos de un año, ya tienes suficientes datos sobre cómo debería progresar todo en los próximos 12 meses.

Presta atención al número de nuevos compradores que adquirieron tu producto o servicio en el último año.

  • ¿Cuánto dinero gastaron de media en tu empresa?
  • ¿Cómo de rápido está creciendo tu base de clientes?
  • ¿Cuál es tu escenario ideal? ¿Y el menos deseado?

Mirando al pasado con retrospectiva puedes averiguar hacia dónde quieres llegar en el futuro.

Evalúa el potencial de tu mercado

Cuando le vendes agua a un hombre con sed puedes alcanzar tus objetivos de ventas sin pestañear. Antes, tienes que descubrir los matices de tu mercado e industria para entender si existe una necesidad real tras lo que vendes.

Pero... además de esa necesidad inmediata, ¿cuánto espacio dispones para crecer?

En ocasiones, las ventas agresivas pueden ser una gran solución para capturar clientes antes de que tu competencia lo haga por ti.

Evalúa a tu equipo de ventas

¿Qué puedes hacer con los recursos que tienes disponibles actualmente?

Si tus objetivos de ventas son inalcanzables, no importa cuánto te esfuerces por que tus comerciales lleguen a ellos. Pero si el equipo empieza a escalar es porque estás creciendo demasiado rápido. Esto es un problema bastante deseable de tener. Pero también requiere de tiempo. Y de dinero.

Antes de mandar a tus comerciales a cumplir con sus objetivos, asegúrate de que son alcanzables o, al menos, ten una respuesta sobre cómo hacerlo. Recuerda siempre que el éxito de un equipo de ventas se basa en la confianza, y eso empieza con la tuya.

No obstante, no peques de optimista. Cuando se tiene poca experiencia sobre un servicio, es frecuente subestimar la duración de su proceso de venta.


2. Crea un equipo de ventas profesional

Las ventas a veces son como cruzar el océano Atlántico en un barco pirata, por eso debes darle las mejores herramientas a tus vendedores para llegar a tierra sin riesgo. Esto significa disponer de los recursos y poner en marcha los mecanismos esenciales que te faciliten una visión sobre si lo que estás haciendo funciona realmente.

Por ejemplo, desde SumaCRM creíamos que la mayoría de las plataformas de software CRM más completas, también eran las más difíciles de usar. A su vez, las más sencillas, no incluían todo lo necesario para una buena gestión de clientes en una pequeña o mediana empresa. Por esta razón, decidimos desarrollar una herramienta que ayude a PyMEs y stratups a centrarse en sus actividades más importantes: mejorar la comunicación interna para llevar sus ventas al siguiente nivel. ¿El resultado? Nuestros clientes venden más y nuestro proceso de ventas al completo se construye sobre esta proposición de valor.

Para el éxito a largo plazo de tu equipo de ventas (y de tu empresa), puedes observar tus objetivos de ventas más inmediatos. Dedica unos minutos a entender qué es lo que está funcionando y qué no. 

Fijar objetivos de ventas creando un equipo profesional

Estas son algunas ideas del libro Agile Selling: Get Up To Speed Quickly in Today's Ever-Changing Sales World que tú también puedes utilizar:

  • Tasa de conexión: ¿Qué porcentaje de llamadas/contactos se convierten en las conversaciones iniciales? A más llamadas convertidas en conversaciones, menos llamadas necesitarás hacer.
  • Conversación de las reuniones iniciales: ¿Qué porcentaje de tus reuniones iniciales tienen un seguimiento inmediato programado? Cuanto mayor sea este número, menos prospectos necesitarás.
  • Longitud del ciclo de ventas: ¿Cuánto tiempo toma cerrar una venta? A mayor tiempo, menos probable será que los prospectos cierren un trato contigo.
  • Tasa de cierres: ¿Cuántas de tus reuniones iniciales se convierten en clientes? Si puedes cerrar un alto porcentaje de ventas, tu negocio será mucho más exitoso.
  • Pérdidas por indecisión: ¿Qué porcentaje de tus prospectos se mantienen dentro de la empresa? Reducir este porcentaje significa tener más ingresos.

La parte buena de este proceso es que se puede secuenciar, algo vital para acelerar la velocidad. Por ejemplo, si acabas de incorporar un nuevo comercial a tu equipo, céntrate en la Tasa de conexión. Si convierte más llamadas en conversaciones, el flujo de clientes potenciales será más constante.

Ve más allá del volumen de llamadas hechas o el número de emails enviados y pregúntate: "¿Qué porcentaje está convirtiendo realmente?". En ocasiones, un pequeño incremento en una parte puede incrementar la eficiencia general del proceso completo. Tan solo necesitas darle a tu equipo la capacidad de ver en qué parte del proceso se suelen desviar.

Lo más importante es recordar que a veces está bien hacer las cosas de manera incorrecta.


3. Recompensa adecuadamente a tu equipo de ventas

En el mundo de los emprendedores, donde reina la cultura de lo responsable, la transparencia y la orientación a la experiencia, ser un vendedor demasiado agresivo daña la reputación. Los días en los que el vendedor superficial y de habla rápida subestimaba tanto a cliente como colegas ya han terminado. Ahora se aboga por una cultura de competencia amistosa donde el interés de todos es traer el mayor número de ventas posibles.

Por mucho que creas que tu cultura empresarial y los beneficios de tu empresa son razones de suficiente peso, la realidad es que tu equipo de ventas necesita un motivo más para alcanzar -¡y romper todos los récords!- de esos objetivos de ventas. Y relacionar su estructura de comisiones con el número de clientes nuevos que traen a la empresa o con los hitos que consiguen es una manera estupenda de mantener a tus comerciales concentrados en esos números. Esta es la base secreta de cualquier estrategia de ventas para permanecer en crecimiento constante hacia el largo plazo.

Combinando competencia con compensación permites que todos sean capaces de conocer que ser el mejor merece la pena; manteniendo el respeto mutuo y disfrutando de un trabajo juntos, al mismo tiempo que luchan individualmente por superarse.

Piensa en la estructura de comisiones antes de empezar

Nada funciona mejor que una buena estructura de comisiones para tu negocio. Cómo compensas el rendimiento de ventas cambiará dramáticamente tanto tu crecimiento como tu aprendizaje. 

Tradicionalmente existen dos maneras de diseñar una estructura de comisiones:

  1. Trabajar con los primeros empleados de ventas. Ofrece un salario base y crea una estructura de comisiones que los motive a crecer y aprender. Es el camino perfecto para tomar decisiones sobre la base de números reales de personas reales.
  2. Fingir hasta que lo consigas. Simplemente crea una estructura de comisiones y objetivos de ventas basado en el objetivo -aunque se trate de una simple ilusión- y céntrate en conseguirlo.

La estructura de comisiones que elijas dependerá de tu propia personalidad y cultura de la empresa. Pero el punto más importante es mantenerse flexible, y adaptar a tu negocio lo que aprendas en el mercado potencial y en las demandas de los consumidores.

Implementa bonificaciones por retención

Un buen equipo de ventas piensa siempre en el largo plazo. Lo último que quieres es crear una cultura de cambio rápido de personal, tan solo porque tu equipo se centra solo en conseguir clientes nuevos.

En su lugar, incentívalos para que se dirijan a los clientes adecuados.

Hoy en día, no se trata de cuánto valor se puede conseguir de un cliente, sino de cuánto puedes dar tú para que se queden. Lo bueno de este tipo de bonificaciones es que inspiran a tus equipos de ventas a hacer algo más que conseguir un nuevo cliente, centrándose en el ciclo completo de vida del cliente.

Estas son algunas maneras de recompensar a tu equipo:

  • Cuando los clientes alcancen una fecha significativa. Fija bonificaciones para cuando un cliente alcance cierto tiempo en la empresa. Así, las ventas no solo se centrarán en conseguir nuevos clientes, sino en cómo mantenerlos adentro. En una PyMEs, la felicidad del cliente es responsabilidad de todos.
  • Cuando sus clientes pasan a un plan superior. Ofrecer el suficiente valor para convertir a un usuario habitual en fan acérrimo es el sueño de todo emprendedor. Entonces, ¿por qué no recompensar a tu equipo de comerciales cuando consigue exactamente eso?
  • Cuando los clientes del pasado se convierten en consumidores repetidos. A veces la naturaleza de tu negocio no permite conseguir nuevos clientes durante largos periodos de tiempo (como es el caso de los servicios únicos). En su lugar, puedes recompensar a tu equipo de ventas cuando consigan venderle un nuevo producto o servicio a un antiguo cliente de la empresa. 


4. Calcula los objetivos del departamento de ventas mensuales e ideales

Hacer un seguimiento de los objetivos de ventas anuales también significa prestar atención a sus cambios mes a mes.

Tanto si las ventas suben, como si bajan, es crucial llevar un registro para descubrir a qué se deben tales cambios.

  • ¿Tu producto o servicio se ve afectado por alguna cuestión estacional?
  • ¿Has incorporado a un nuevo comercial a tu equipo?
  • ¿O el producto ha sufrido algún cambio en los últimos tiempos?

Para comprobar si hay algo afectando a estos datos, necesitas saber tus objetivos de ventas mensuales ideales. Puedes hacerlo retrocediendo sobre tus propios pasos desde el objetivo de ingresos realistas anuales que necesitas alcanzar como empresa.

Con este número puedes calcular:

  • Los objetivos de venta mensuales de la empresa.
  • Los objetivos de venta mensuales por departamento.
  • Los objetivos de venta mensuales individuales.

No puedes estimular las ventas repartiendo una recompensa a partes iguales. Debes transformar tus objetivos en incentivos que tus comerciales puedan alcanzar.

Fíjate en sus niveles de ventas y experiencia previa para conocer cuáles son sus capacidades, y así evitar que se desanimen.

También hay otras cosas que puedes comprobar:

  • Facilidad de acceso a clientes potenciales.
  • Vertical en el que se encuentran.
  • Fuerzas del mercado que puedan dificultar sus objetivos.

Esta es la mejor manera de evitar obtener resultados decepcionantes.

No esperes alcanzar tus objetivos de ventas en el primer intento

Solo hay tres componentes para el éxito de cualquier empresa reciente: construir, medir, repetir. Tus objetivos de venta funcionan igual.

Conforme tu negocio y tu equipo evolucionen y crezcan, necesitarás ajustar los resultados al mundo real.

Si un comercial acelera y empieza a arrasar en ventas, puedes buscar el método para motivarlo e impulsarlo a vender aún más.

Si alguien está teniendo un mes de menor actividad, puedes dedicar algo de tiempo a profundizar con ellos de manera individual, para averiguar qué está pasando, obtener información acerca de su enfoque y darle tu opinión.

Y es que por que algo funcione no significa que sea el mejor proceso posible. Una vez que tus objetivos y tu proceso de ventas se encuentran en buen lugar, empieza a usar esto como apoyo. Quizá tu guión de ventas es flojo y necesita algún ajuste o, tal vez, tus correos electrónicos podrían conseguir mejor respuesta.

No te preocupes si las cosas no funcionan inmediatamente como esperas. Pero si lo hacen, igualmente pregúntate cómo mejorarlas.

La ausencia de iteración es lo que bloquea a las empresas para realizar un buen proceso de ventas.


5. Obsesiónate con los objetivos de la actividad

La parte más dura sobre el crecimiento de las ventas es que, a veces, no importa lo que hagas. No puedes obligar a un lead a pagar. 

No tienes ningún control sobre los resultados. Solo sobre tus propias acciones.

Tu equipo puede conseguir sorprendentes resultados si se centra en qué hacen, en lugar de solo obsesionarse con los resultados. Se le llaman objetivos de la actividad -y se basan en las acciones repetibles que sirvieron para cerrar ventas en el pasado. Por ejemplo, es un caso parecido al del fútbol. Cuando el jugador marca un gol, no significa que gane el partido. Su objetivo era completar un pase.

El trofeo puede suponer una motivación que lo mueva hasta ese punto, pero cuando corre por el campo, su único propósito es hacer cada movimiento correctamente. Si hacen eso, estarán haciendo todo lo posible para asegurar el éxito.

Si tu equipo de ventas adopta esta mentalidad podrán conseguir sus objetivos cada mes.

Aquí está el proceso:

  1. Identifica tu tasa de cierre medio. Revisa tu registro del último mes para ver cuántas llamadas/emails hiciste y cuántas acabaron siendo venta. Si hiciste 100 contactos y tuviste 6 ventas, tu tasa de cierre es del 6 %.
  2. Calcula cuántas llamadas/emails se requerirán habitualmente para alcanzar a tu nuevo público objetivo. De tal modo, si quieres conseguir 12 ventas al mes, tu equipo deberá hacer 200 llamadas/emails.
  3. Pregúntate si eso es realizable para tu equipo.

Ahora, en lugar de tener que hacer 9 ventas a la semana, sabes que necesitas hacer 200 llamadas/emails.

Este cambio de programación no solo es beneficioso para minimizar el miedo al rechazo a nivel de venta individual (al cambiar el enfoque de "conversión" a "conversación"), sino que también sirve para que tus representantes de ventas sientan menos presión y estrés.

Los mejores resultados se obtienen cuando te centras en cosas que puedes hacer. No en las que escapan a tu control.

Y, ¿qué pasa, si aún así, las ventas siguen sin llegar?

Quizá estas ideas te sirvan para arrojar luz a ese misterio:

  • Necesitas más personas que te ayuden a encontrar más prospectos. Puedes trabajar con tu equipo de marketing o buscar directamente nuevas fuentes de canalización.
  • Tu tasa de conversión es muy baja. Explora el proceso y haz experimentos en los puntos donde la gente abandona.
  • No estás identificando las mejores pistas. ¿Hay algo más que se pueda hacer y que no se esté haciendo para cualificar a los candidatos con los que se contacta?
  • No estás vendiendo tu producto eficientemente. Para manejar mejor las objeciones más comunes es importante repasar y conocer los beneficios principales del producto.
  • Modifica el producto. Prestando atención a lo que dicen los prospectos puedes descubrir cuáles son las necesidades insatisfechas para que el equipo de producto pueda implementarlas cuanto antes.

Ejemplos de los objetivos de venta de una empresa

Los objetivos de rendimiento de ventas, normalmente, se miden para incentivar a los comerciales y determinar la compensación basada en sus logros. Dado que encontramos un amplio abanico de objetivos, puede ser difícil elegir el correcto para tu negocio. Múltiples objetivos pueden ayudar en la concentración de tu equipo de ventas, pero demasiados pueden resultar confusos y provocar pérdida de eficacia en tu estrategia. Por otro lado, pocos objetivos de ventas pueden generar inestabilidad financiera tanto para tu empresa, como para tus empleados.

Ingresos por ventas

Uno de los objetivos más populares es el de ingresos por ventas. Es decir, la cantidad de ganancias recibidas por la venta de los productos o servicios de tu organización hecha por alguno de tus comerciales. Suele ser útil porque resulta fácil de medir y de entender.

Beneficios

Es la base de todo negocio, por lo que usarlo como métrica para compensar a tu personal de ventas puede sonar bastante bien. Sin embargo, las métricas basadas en el beneficio son difíciles de implementar correctamente. Los cálculos suelen ser complejos y la fuerza de ventas suele tener problemas entendiéndolo, por lo que puede generar un ambiente de falta de control por parte de los comerciales.

Nuevos negocios

Establecer un nuevo negocio objetivo puede ser una manera efectiva de orientar el crecimiento de tu fuerza de ventas. Tiene estupendos resultados en negocios maduros donde las ventas se hayan estancado o estén bajando. Estos objetivos se basan en los ingresos procedentes de clientes nuevos o actuales.

Crecimiento

Otra manera excelente de impulsar el crecimiento de tu equipo de ventas consiste en crear un objetivo basado en el crecimiento respecto al periodo de tiempo anterior. Puedes utilizar un tanto por ciento o un valor monetario total. Lo que más importa es crear un objetivo SMART: específico, medible, realista, alcanzable y acotado en tiempo.

Rendimiento del equipo

La mayoría de objetivos de ventas se centran en el corto plazo y tienen un carácter individual. Este tipo de métricas pueden desalentar a tu equipo y motivar a tu personal a trabajar centrados en el corto plazo. Los objetivos de rendimiento basados en el equipo permiten ampliar la perspectiva del vendedor. En lugar de ello, puedes establecer objetivos por departamento o equipo basándote en sus ingresos, en el número de unidades vendidas o en la calidad del servicio al cliente.

Extra: Los objetivos a largo plazo que mejoran el crecimiento

Aquí hemos hablado mucho sobre cómo establecer objetivos, pero, ¿qué ocurre con esos que, al menos al principio, no están directamente relacionados con los ingresos?

Para el éxito a largo plazo, necesitas un equipo de ventas comprometido que crezca al mismo ritmo que tú.

Por esa razón, es importante reservar tiempo para establecer metas en torno a:

  • La productividad.
  • La generación de ingresos.
  • El desarrollo personal y profesional.

A veces es necesario dedicar un poco de esfuerzo para entender mejor a los equipos de ventas y poder detectar así qué es lo que les impide ser mejores. Una vez hecho, puedes aplicar cambios en las áreas que lo necesiten.

Pero recuerda siempre que establecer y seguir objetivos de ventas no siempre es suficiente.

Necesitas ofrecer guía y apoyo a tus trabajadores para ayudarles a alcanzar esos objetivos. Al final, no solo tendrás un increíble equipo de ventas que cumpla con las expectativas, sino que además será un grupo de profesionales fuerte y unido que te reportarán mejores resultados año tras año.


¿Te ha gustado el artículo? Antes de irte...

Prueba SumaCRM GRATIS ahora - Y además consigue un TOUR GRATIS en base a tu negocio

El tour son 15 minutos, por teléfono y compartiendo la pantalla. Para que al terminar sepas todo sobre qué es un CRM. Sin ningún compromiso.


PD: Si quieres también puedes apuntarte a nuestro curso de técnicas de venta gratis.

Tus amigos de SumaCRM (El CRM online más sencillo en español)

¿Quieres un tour gratis por SumaCRM?
Es por teléfono y en sólo 10 minutos sabrás si SumaCRM te sirve o no.
Cómo funciona Precios Blog Pymes y Birras Time Curso de ventas Soporte Nuestros valores Contacto
Cargando