Menú
Escribe aquí palabras relacionadas con tu búsqueda
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Soporte Mundo VENTAS Implementa cualquiera de estas Estrategias de Precios que ayudarán a que vendas más

Implementa cualquiera de estas Estrategias de Precios que ayudarán a que vendas más

Implementa cualquiera de estas Estrategias de Precios que ayudarán a que vendas más

El definir una estrategia de precios es una de las acciones más claves para tu negocio. Implementa cualquiera de estas tácticas que te ayudarán a generar más ventas.

El precio sigue siendo uno de los factores más cruciales que dictan las ventas. Toma en cuenta que un buen precio para un producto, no es difícil de establecer si haces un analísis previo. 

Por ejemplo, los clientes al navegar por algún producto o servicio, a menudo hacen rápidas suposiciones sobre el precio, y es aquí donde tienes que tomar en cuenta cómo ellos piensan o toman decisiones, ya que si no haces esto, podrías perder una muy buena oportunidad de venta.

Hay que ser muy preciso a la hora de establecer una estrategia de precios, ya que por lo general, una vez que un comprador encuentra su producto, lo siguiente que hace es ver el precio. Por lo tanto, tienes que saber cómo engancharlos en ese momento. 

Ahora bien, ponerle precio a un producto tiene más ciencia de lo que parece y tienes que basarte tanto en tu estrategia de precios, como la de marketing, las cuales te ayudarán a impulsar tus tasas de conversión.


Aplica cualquiera de estas diferentes estrategias de precios, según tu tipo de negocio:

Estrategia de Precio 1: Precios basados en la competencia

Si diera el caso que manejes un precio similar o poco más o menos al que tus competidores, tienes que vigilar de cerca cada estrategia de precios que implementan. 

Este tipo de estrategia funciona cuando ofreces un producto similar al de tu competidor sin ningún tipo de diferenciador. También tienes que asegurarte que tu competidor ha investigado anteriormente qué precio establecer, o cómo está atrayendo clientes al mismo precio que tú y este no tiene ninguna ventaja en términos de coste de producción o márgenes. Por ejemplo, no se puede competir con un vendedor de productos agrícolas, si tiene el doble de su productividad debido a la mejora del suelo.

Esta estrategia tiene un defecto y es que a menudo conduce a una competencia de precios. Es decir, cuando se compite, se bajan los precios y esto se refleja en el competidor, hasta el punto de que ya no es posible vender el producto a precios reducidos.

Por lo tanto, se recomienda usarlo sabiamente y no entrar a una lucha de precios. El objetivo de esta fijación de precios es estar a la par con tu competencia.

Estrategia de Precios 2: Precios dinámicos

Esta estrategia de precios funciona paralelamente con tus competidores, es decir ajustar  tus precios, si tienes productos similares al de tu competencia.

Ahora bien, para que no pierdas tu posición en términos de beneficios que has generado, generados, es aconsejable que adaptes una estrategia híbrida en la que el precio dinámico funcione junto con el precio basado en los costes, basándote en el coste de tu producto y los márgenes que quieres obtener.

El consejo es no caer desde un cierto punto en el que sientas que no vas a generar beneficios. Después de todo, un buen negocio se basa en los beneficios.

Estrategia de precio 3: Precios basados en los costos

Esta estrategia es popular e utilizada para la fijación de precios. En ella no es necesario invertir en estudios sobre cómo piensan tus clientes o realizar una investigación de mercado. 

Este método te asegura un margen mínimo elegido por ti en la venta del producto o servicio que ofrezcas y funciona con la fijación del costo incurrido para un producto (en la fabricación, o la adquisición), y un margen de beneficio mínimo que te gustaría tener en ese producto. La suma de ambos es el precio que necesitas establecer.

La fórmula más simple es - > Costo + Margen Deseado = Precio

Es bastante simple, sin embargo necesita más fórmulas para calcular el costo e incluso el margen deseado. El costo del producto no se limita al costo de producción o al costo de adquirir ese artículo por medio de un tercero. El coste del producto también consistirá en todos los gastos generados por las actividades de operación, dividido en las unidades, por el número de existencias que se va a vender. 

Cuanto más altos sean los márgenes de beneficio, mejor será para tu negocio. 

Sin embargo, no puedes vender ningún artículo dos o tres veces al costo del producto. Los márgenes dependen enormemente de la naturaleza del producto, del panorama competitivo, de los clientes a los que atienden y de la industria a la que pertenece tu producto. 

Si se trata de productos de lujo, donde los clientes están dispuestos a pagar una cuota fija, se puede poner un margen extra. Pero si se trata de un producto, en el caso que fuese electrónico, los márgenes son muy estrechos debido a la competencia. Y si vendes un producto de consumo en general, tienen márgenes más estrechos, además de los descuentos.

Estrategia de Precios 4: Precios basados en el valor

Esta estrategia de precios depende del valor que entregas a tus clientes. De ahí depende que tus clientes perciban de ese valor, y de la industria a la que esta basada tu producto o servicio. 

Puedes tener una clara comprensión del valor que vas a dar, sin embargo puede ser que algunos prospectos no comprendan este detalle. Por tanto, esta estrategia funciona en consonancia con tu público objetivo e implica mucho marketing. 

También tienes que averiguar si tus clientes están contentos de pagar el precio que has establecido, si no, cuáles podrían ser las posibles situaciones en las que puedes cambiar su percepción sobre el producto. Tienes que investigar mucho para obtener dichos resultados.  

Es más, cuando das a conocer tu valor, el precio se desvanece. La gente que necesita un producto entenderá tu valor más que otros que no lo necesiten. Esta es la mejor parte de esta estrategia de precios, ya que funciona bien para obtener un gran precio sin ninguna obligación para los compradores.

Sucede más a menudo que los clientes pagarán un alto precio por un producto que sienten que tiene un valor irreemplazable. Si tu producto es único y satisface todas las necesidades de tu cliente ideal, debes adoptar un precio basado en el valor del mismo. El precio basado en el valor es realmente una forma en la que ganan tanto los compradores como tu producto o servicio.


Algunos consejos a tomar en cuenta cuando implementas una estrategia de precios

El precio es una mezcla de matemáticas y ciencia. Se necesita algo más que calcular el precio, para saber cómo aplicar el marketing mientras se hace. Empezando por tu Buyer Persona, hasta la investigación de mercado, todo funciona paralelamente para llegar al precio correcto.

Cuando se trata de comprar un artículo, nuestra mente percibe varios factores, como por ejemplo, el valor de tu producto o servicio, si estás avanzado o no con tu competencia, si vale la pena el costo, y muchas otras ideas. 

Toma en cuenta que la mente es fundamental para entender cómo se debe fijar el precio de los productos. Por lo tanto, hemos compilado algunos consejos psicológicos que puedes usar mientras estableces tu estrategia de precios de tus artículos.

* Utiliza precios que terminen en ,99: Seguramente has sido influenciado por este tipo de precio alguna vez. Se basa en productos o servicios que tienen el su etiqueta de precio el número 9 en vez de 0. Es decir, en vez de ponerle precio de 20 euros, se pone a 19,99. Esta estrategia de precio se aplica en tiendas o supermercados y se ha demostrado que produce mayores tasas de conversión.

* Toma en cuenta lo racional y emocional cuando establezcas tu precio: Esta comprobado que la escencia de tu producto que vendes también debe dictar cómo debe ser el precio. No obstante, hay dos tipos de compras psicológicas, una que se hace por racionalidad y la otra por emociones. Por ejemplo, supone que estás vendiendo un ordenador y tus compradores tenderán en analizar su tamaño, sistema de sonido, tamaño de la pantalla, la calidad, etc. Por el contrario, si estás vendiendo un mueble, tus clientes no van a pesar tanto en comprarte, ya que está emocionalmente conectado a la decoración de su casa o su comodidad. 

* Muestra tus precios en tamaño considerable: Cuando tus clientes analizan un producto o servicio, no les gusta ser bombardeados con enormes etiquetas de precios. La clave es mantener los precios de tamaño mediano, consiguiendo así revisen otros detalles del producto. El presentar los precios de esta forma, transmiten un mensaje oculto sobre el valor o la calidad de tu producto y despierta en tu cliente un sentido de curiosidad sobre tu producto.  


Comienza a establece tu estrategia de precios, ahora!

La estrategia de precios debe ser una actividad muy importante en todo producto o servicio y tiene como objetivo aumentar tus tasas de conversión.

Elige la estrategia que mejor se adapte y recuerda que nunca debes de subestimar el valor de tu producto, estudia las estrategias de precios que siguen sus competidores y las tendencias de precios relacionadas con las categorías de tus productos.


¿Te ha gustado el artículo? Antes de irte...

Prueba SumaCRM GRATIS ahora - Y además consigue un TOUR GRATIS en base a tu negocio

Antes de nada. ¿sabes qué es CRM?  El tour son 15 minutos, por teléfono y compartiendo la pantalla. Para que al terminar sepas todo sobre qué es un CRM. Sin ningún compromiso.


PD: Si quieres también puedes apuntarte a nuestro curso de ventas gratis.

Tus amigos de SumaCRM (El CRM online más sencillo en español)

¿Quieres un tour gratis por SumaCRM?
Es por teléfono y en sólo 10 minutos sabrás si SumaCRM te sirve o no.
Cargando