Menú
Escribe aquí palabras relacionadas con tu búsqueda
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Soporte Mundo VENTAS Como ser un Buen Vendedor de Primera

Como ser un Buen Vendedor de Primera

como ser un buen vendedor

Si quieres aprender a cómo ser un ser un buen vendedor, te recomendamos que tomes en cuenta estas cualidades y habilidades comerciales que harán que consigas muchos éxitos en tus ventas ¡A por ello!

Sin lugar a dudas, a lo largo de la historia muchos profesionales exitosos en ventas remarcan que en sus primeros días no tenían idea sobre qué técnicas de ventas aplicar, ya que los nervios, la timidez o falta de formación, les dominaban.  No obstante, se dejaron de excusas y comenzaron a entrenar su seguridad e indagar en nuevas estrategias de ventas, en donde poco a poco fueron ganando más clientes y logrando ahora ser expertos en el sector. 

Por eso, te recomendamos que tomes en cuenta estas cualidades comerciales y habilidades para aprender a cómo ser un buen vendedor de primera. Estas te serán de muy fácil aplicación y lograrás mejores resultados en cada venta que tengas.

Antes de comenzar, tenemos que recordar que cualidad y habilidad, son dos términos diferentes. Una cualidad es una característica muy desarrollada que puede ser natural o  adquirida con el tiempo y tiene la particularidad de diferenciarse de los demás. Ahora una habilidad es la destreza o capacidad (innata o adquirida) que tiene una persona para realizar una determinada actividad o trabajo.


Comencemos con las cualidades comerciales, ¿cuáles son las que todo buen vendedor tiene que tomar en cuenta?

Confianza:

Como todo buen vendedor, debes de confiar en lo que hagas y sentirte comodo al momento de transmitir tu mensaje a futuros prospectos. Pero esto es un trabajo diario y poco a poco lo puedes ir desarrollando, como por ejemplo probar en hacer cosas nuevas o trabajar en tu seguridad.

Simpatia:

Clave en toda cualidad comercial, ya que todo comprador le gusta tratar con personas que sean atentas y brinden un buen servicio. Aparte que el sector de ventas está 100% enfocado en las personas, es importante que un buen vendedor logre entablar una buena relación, sin importar lo poco que tengan en común.  

Buen comunicador

Cuando se trabaja en ventas, la comunicación tanto a cara a cara, por teléfono o online, es importante, ya que de esto depende de todo (captar, cerrar y retener).  Es más, recomiendan que para continuar desarrollando una buena comunicación será el asitir a debates, redactar artículos o enseñar algo, ayuda a estructurar mejor los pensamientos y con ello la forma de expresarse.

Resilencia

Cualidad comercial muy importante, ya que sin esto, es muy dificil que un buen vendedor cumpla cualquier objetivo. El aceptar que la palabra "no", el analizar cada circunstancia y mirarlo de forma positiva, ayuda a tener como un escudo protector ante cualquier adversidad que se presente.

Escucha activa

Un comercial que sabe aplicar la escucha activa puede lograr grandes cierres de ventas, ya que esta cualidad se enfoca en descubrir qué está buscando un cliente potencial y adaptar lo que solicita para que coincida con lo que está ofreciendo. 


Claro está que exiten más cualidades comerciales a tomar en cuenta, pero estas 5 son las más importantes. Puede ser que un vendedor tenga 3 de las 5 o las 5, sin embargo estas características van muy de la mano con las habilidades que te recomendamos a continuación.


Habilidades para cómo ser un buen vendedor de primera

Primero vamos a dividir estas habilidades en dos partes: En las primeras 3 aprenderás a dominar diferentes atributos que te permitirán interactuar de forma efectiva con los demás y en las siguientes 3 nos enfocaremos en habilidades que cómo todo buen vendedor necesita perfeccionar, como por ejemplo el uso herramientas tecnológicas que permitan la prospección, calificación y negociación de clientes potenciales. 


1. “Se parte de la solución, no del problema”

Frase tan importante del libro “Como ganar amigos e influir en las personas” de Dale Carnegie.

A lo largo de nuestra vida, pocas veces nos han enseñado a resolver problemas. Bien que, esta habilidad es considerada como una de las más importantes ya que un comercial necesita conocer y navegar por todas las herramientas, estrategias y problemas para dar resultados. 

Pero, ¿cómo resolver problemas sin agobiarse?

Según el psicólogo estadounidense Marshall B. Rosenberg, desarrolló una metodología denominada Comunicación No Violenta (CNV). Está basada en cuatro pasos básicos para resolver cualquier problema:

  • 1. Observa la situación:  Hazlo sin juicio e indaga tanto lo que ocurre por fuera como internamente.

  • 2. Atiende a los sentimientos: Identifica y analiza qué es lo que está surgiendo tanto al interlocutor como a ti mismo.

  • 3. Atiende a las necesidades: Reconoce las necesidades a fondo.

  • 4. Formula tu petición: Expone una reclamación concreta que satisface la necesidad que identificaste.

Si eres capaz de aplicar y dominar cada paso, seguramente como buen comercial, podrás tener conversaciones más auténticas, sin tanta carga emocional y resolviendo tanto las necesidades del cliente como sus conflictos.


2. Establece relaciones 

No existe duda alguna que es necesario tener plantillas de correo electrónico comercial y un speech de ventas que aborden todas las objeciones y preguntas frecuentes que hacen tus prospectos al momento de ingresar a tu embudo de ventas. Es en este momento tienes que ser muy ágil, ya que tienes que establecer una conexión y relación firme, entre el cliente y tu, con la intención que dure durante el tiempo.  

Por eso, es el momento que tomes el teléfono y practiques todas las llamadas en frío que puedas, logrando de forma rápida mejorar en tus habilidades de comunicación. Pide feedback o graba las llamadas de los comerciales que tengan más experiencia para así tener una referencia. 


3. Motívate a ser disciplinado

¿Sabías que la disciplina es aliada perfecta del éxito? Y es aplicable en cualquier sentido, tanto personal como laboral. Si quieres triunfar, tienes que esforzarte cada día en ejecutar la mayor cantidad de tareas posibles para encontrar prospectos indicados y  convertirlos en clientes. 

Es más motívate al iniciar el día haciéndote esta pregunta: ¿Cuánto prospectos estoy dispuesto a conseguir hoy? 

Luego, cuando termine la jornada, hazte una autoevaluación continua, respondiendo las siguientes preguntas: ¿organicé adecuadamente mi agenda hoy?, ¿avancé mis actividades?, ¿cuántos argumentos de venta realicé?, ¿respondí bien a mis clientes?,  ¿cuántos cierres tuve hoy?, etcétera. Si haces este tipo de introspección, descubrirás diferentes fallas que irás corrigiendo de forma rigurosa y poco a poco tus avances.


4. Domina todas las técnicas de ventas posibles

El vender no solo es conseguir prospectos y enseñarles tu producto o servicio… va mucho más allá que eso. Por eso, es necesario que domines diferentes métodos especializados que aumenten enormemente tus posibilidades en vender.

Actualmente existen diferentes técnicas de ventas, pero en SumaCRM aplicamos las siguientes:

  • Desafiamos el Status Quo: Tratamos de abarcar todo tipo de venta posible, de forma intuitiva, ofreciendo valor a nuestros clientes.

  • Nos dedicamos a encontrar nuestro valor añadido: Analizamos en qué nos diferenciamos en el mercado y en eso nos enfocamos al momento de ofrecer nuestro producto.

  • Contamos historias con contraste: Nos enfocamos en conocer y compartir en cómo a nuestros clientes les ha beneficiado nuestro servicio.

  • Hicimos nuestro propio argumentario de ventas: En base al punto anterior, las historias de nuestros clientes nos ayuda a fortalecer nuestro argumentario, logrando así que el prospecto se sienta identificado al 100% al momento de ofrecerle nuestro CRM.

  • Siempre estamos adaptándonos a los nuevos tiempos: Constantemente estamos investigando y aplicando diferentes herramientas que nos ayudan agilizar nuestros procesos para tener la mejor relación con nuestros clientes. 

5. Maximizando los beneficios de tu CRM

El filósofo griego Teofrasto, dijo una vez “el tiempo es la cosa más valiosa que el hombre puede gastar”...

En base a esta frase, analiza: ¿cuánto tiempo tardas en gestionar cada prospecto?, ¿qué estás haciendo para retener a cada cliente?, ¿estás enviando de forma manual tus correos electrónicos? ¿cómo cierras cada venta?

Si cada respuesta que has dado no han sido cómo esperabas, creemos que un CRM puede ayudarte para ello, ya que podrás ahorrar tiempo, trabajar en equipo y dar seguimiento a cada oportunidad de venta que tengas.

Un ejemplo de un Customer Relationship Management (CRM), es el de SumaCRM. Este fue creado con el objetivo de ayudar a cada equipo de ventas a que sea más productivo y que puedan gestionar de forma eficaz sus negociaciones.


Por tanto, esta herramienta te beneficia en 8 actividades puntuales:

  1. Tener relaciones más personales con cada cliente.

  2. Dar seguimiento a cada potencial venta.

  3. Ser más productivo en cada fase de venta (Pre, durante y post).

  4. Tener una comunicación interna eficiente.

  5. Conservar a los clientes.

  6. Genera más ideas gracias a sus informes y analítica de ventas.

  7. Creación de campañas de marketing segmentadas.

  8. Gestión eficaz de correos electrónicos

Independientemente del tipo de empresa que trabajes, esta herramienta de uso comercial es muy completa para todo buen vendedor, ¡haz un tour gratis! 


6. Seguimiento + Cierre = Logras un venta de forma exitosa 

Un paso muy importante en cada proceso de venta es su seguimiento y mientras más aprendas a dominar esta habilidad, mejor podrás cerrar cada venta.

Comprende que no importa que cuán cualificado y motivado esté tu prospecto, recuerda que la gente se ocupa y esto ponga en pausa en tu proceso de venta. Es frustrante este momento, pero no desesperes… Retoma cada negociación de la mano de tu CRM y llega a una posible respuesta afirmativa y si no es así, reúne toda la información que te servirá de retroalimentación.Es importante que sepas que en el mundo de las ventas la palabra “quizás” no existe.

No obstante, el mayor error que pueden cometer los vendedores es no pedir la venta.

Seguramente esto será muy obvio para ti, pero actualmente existen vendedores que dan un seguimiento activo de los cuales esperan demasiado para pedir la venta y por esta razón pierden tiempo y posibles oportunidades. 

Entonces, ¿cuándo es el momento adecuado para pedir la venta?: Antes que pienses que estén listos para comprar.

Seguramente tendrás un no inicial o algún “quizá”, pero desde ese momento, construye un proceso de cierre de ventas de forma amigable y cercana.  

Y si recibes un “No”, preguntale a tu prospecto: "¿Cuál es el proceso que tendríamos que seguir para que llegues a considerar nuestra propuesta comercial asertiva?"

Probablemente esto lo desarmará un poco, por ello dale un tiempo para pensar y analizar el porqué eres una buena opción para su necesidad. Luego regresa con tu prospecto consiguiendo una respuesta definitiva.


Conclusión

El cómo ser un buen vendedor se destaca por dar un estupendo servicio a los clientes, con grandes cualidades comerciales y habilidades que ayuden a obtener grandes resultados.

Es más, mientras más cualidades y habilidades domines, más posibilidades tienes de convertirte en uno de los vendedores más importantes de tu empresa.

¡A por más ventas! 



¿Te ha gustado el artículo? Antes de irte...

Prueba SumaCRM GRATIS ahora - Y además consigue un TOUR GRATIS en base a tu negocio

El tour son 15 minutos, por teléfono y compartiendo la pantalla. Para que al terminar sepas todo sobre qué es un CRM. Sin ningún compromiso.


PD: Si quieres también puedes apuntarte a nuestro curso de técnicas de venta gratis.

Tus amigos de SumaCRM (El CRM online más sencillo en español)

¿Quieres un tour gratis por SumaCRM?
Es por teléfono y en sólo 10 minutos sabrás si SumaCRM te sirve o no.
Cargando