Menú

Aprendizajes de cerrar mi empresa Totombola

Tomás Santoro escribió esto el 14 de junio  • 
Compartido
0
veces
cierre empresa

Este post me ha costado muchísimo escribirlo, pero este blog nació para aportar al ecosistema con mis experiencias, tanto buenas como malas

Desde el primer post llevo contando que en los últimos 8 años he montado 4 empresas: Bocetos.com, Totombola.com, Onlinemedia.es y SumaCRM.


Bocetos.com ha sido para mí un éxito llegando a facturar 100.000€/mes, y en cambio Totombola no lo ha sido, llegando a facturar 20.000€/mes en su mejor momento.


Y lamentablemente con Totombola, después de 4 años luchando, más de 330.000€ de inversión de los cuales 50.000€ eran todos mis ahorros, 300.000 usuarios, +3.000 empresas clientes de pago (no recurrentes)... hemos tenido que cerrar. 


Hay que decirlo claro: ES UN FRACASO.  Y es un fracaso personal.

Pero sobre todo un fracaso es un fail total si no aprendes de él.  Con este post espero aportar mi granito de arena al ecosistema para que otros no cometan mis mismos errores y el calvario por el que pasé. Es la primera vez que lo cuento.

Cronología de la muerte de una empresa
Julio 2010 a Mayo 2016

1) No dedicarme al 100%
Julio 2010

Totombola fue mi segunda empresa. La fundamos Alfredo Nicolás y yo en febrero 2009. Tras fundarla, conseguimos inversión para hacer el desarrollo, el cual externalizamos.

Cuando terminaron el desarrollo, el 9 julio de 2010, yo estaba creciendo a tope con mi primera empresa Bocetos.com y Alfredo estaba trabajando en la empresa de su padre. 


¿Por qué no ponemos a un CEO y así cada uno sigue con lo suyo a tope? 

Teníamos dinero de la inversión y podíamos permitírnoslo, así  que buscamos a un CEO para llevar Totombola. Después de 1 mes lo encontramos.

Pero encontrar un CEO, y por ello no estar yo al 100%, fue el error más grave que cometí. Hizo que no estuviera en los detalles que es donde está la diferencia. 


De hecho, para mí, todos los siguientes errores son debidos a no estar al 100%.

Mi aprendizaje: Dedícate full time a tu startup

En mi cuarta empresa SumaCRM al principio compartí una vez más mi tiempo, pero con los primeros clientes ya sí me puse al 100%. Y desde entonces se notó que, por fin, nos poníamos rumbo a la isla del tesoro. Si quieres más detalle hice un post con los 4 pasos que di para emprender por 4ª vez.

2) Pivotar hacia lo que no era mi pasión
Septiembre 2010

Así que con el nuevo CEO lanzamos Totombola en septiembre de 2010. En ese momento era una idea genial: una plataforma de sorteos de pago.  Es decir, tú subías un producto y la gente lo podía comprar a través de papeletas. Queríamos traer al mundo una nueva forma de comprar y vender a través de sorteos de pago. ¡Me encantaba!



Para diciembre de 2010 no acabábamos de conseguir suficiente tráfico para que se finalizaran los sorteos. EL CEO perdió la ilusión y por suerte para nosotros apareció mi hermana Bego que se puso a ayudar desinteresadamente.


Rápidamente empezó a conseguir tráfico haciendo sorteos cuya participación era totalmente gratis, y empezábamos a finalizar los primeros sorteos de pago. Un par de meses después le propusimos ser la CEO y aceptó. Todo estaba encarrilado.


De izquierda a derecha: Alfredo, Bego y yo, en septiembre 2010.


Pero unos meses después, en mayo de 2011, salió la ley del juego en España.  La licencia que teníamos nosotros era de Malta y los requisitos para conseguirla en España eran imposibles.


Ya que los sorteos gratis nos traen tráfico para que finalicen los de pago... ¿por qué no pivotamos hacia una web de sorteos promocionales (gratis) para empresas? 

El funcionamiento nuevo era muy sencillo: las empresas sortean sus productos/servicios gratis (pagándonos por ello), y la gente participa gratis haciendo la acción social que las empresas quieran.  Así no necesitábamos licencia de juego, casi todo el desarrollo nos servía y teníamos un modelo de negocio.


Lo hicimos y acertamos. Pasado 1 año nuestra facturación había subido a 15.000€/mes (marzo 2012).

Lo malo que yo con el tiempo, me iba dando cuenta de que los sorteos promocionales NO eran mi pasión. Si hubiera estado al 100%, habría pensado esta decisión más y posiblemente no hubiera pivotado, ya que claramente, desde el principio no me apasionaba. Habría reunido a los socios y cerrado. Pero al no estar al 100% tomaba decisiones sin la suficiente reflexión. 

Mi aprendizaje: Emprende en algo que te apasione

Ahora con SumaCRM he vuelto a hacer una herramienta que me apasiona y que soluciona los problemas que yo mismo tenía en mis empresas. De hecho hemos ido más lejos e incluso hice un post sobre qué hace que una empresa sea inspiradora y por qué SumaCRM lo es.

3) No buscar mentores
Diciembre 2012

Con Bego como CEO, 27 diciembre de 2011, los primeros clientes y buscando nuestro market, recuerdo en un viaje de ski a mi amigo Pablo Casado, de U&Law (despacho de abogados para startups/inversores) y que conocía por ello muy bien el ecosistema emprendedor, diciéndome:


"Tío, tenéis que hablar con Iñaki Arrola y esta gente,  saben muchísimo porque lo han vivido, son súper accesibles, y te van  a dar un montón de ideas para coger tracción y modelo de negocio"


Y me acuerdo de mí mismo en plan idiota, pensando que no lo necesitaba, que yo sabía como hacerlo, y que no iba a hablar con nadie. No quería entrar en el ecosistema, me daba hasta rabia...

Mi aprendizaje: Aprende de otros emprendedores

Para mí, todo cambió cuando hace 1 año con SumaCRM fui a SeedRocket, gracias a la recomendación de mi amigo Francois Derbaix. Aluciné con lo que viví allí. Lo conté todo en este post: una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida como emprendedor.

A partir de ahí me di cuenta del consejo que me había dado Pablo años antes, y empecé a buscar un inversor/mentor, que nos aportara el dinero, pero sobre todo valor.  Gracias a ello, conocí a nuestro actual inversor Jean Derely, fundador de Woorank, e hice un miniserial contándolo en el blog con el post mi experiencia vendiendo a empresas B2B, y al martes siguiente en otro post: aceptar o no aceptar inversión (ser o no ser, esa es la cuestión).

 4) No crear cultura de empresa
Octubre 2013

Así que ahí estábamos los 2 fundadores Alfredo y yo, con mi hermana Bego como CEO al 100%, buscando el market fit.

Pero ni Alfredo ni yo le dejábamos a Bego liderar. Si fue un error no estar al 100%, todavía peor no dejarla liderar. A todo esto se le unía la confianza de hermanos, una bomba explosiva. 


Y encima como no estábamos al 100%, yo aparecía por la ofi por las tardes, entre horas... como un pollo sin cabeza... 


Eso mismo se trasladaba a las contrataciones. Las hacíamos fatal, a toda prisa, sin inspirar, ni tests de aptitud, ni validar que los candidatos tenían nuestra cultura. 

  • La primera contratación, el 13 enero de 2011, fue de un programador senior para continuar el desarrollo que nos habían hecho. Se fue 3 meses después. 
  • Cuando se fue contratamos a otro programador senior que se fue también 6 meses después. 
  • Ya hartos, aunque en ese momento no nos dábamos cuenta de que era por nuestra culpa, contratamos a un programador junior para llevar nuestro producto... O sea, flipas.  

Mi aprendizaje: Tu equipo te hará llegar lejos

Desde el principio con SumaCRM tenía claro que tenía que crear una fuerte cultura de empresa, atraer talento y retenerlo.  

Y aunque con Totombola no lo conseguí, con SumaCRM sí lo estamos consiguiendo.  Cuidamos nuestra cultura de empresa como el principal valor de la empresa. Le llamamos nuestro CESTO DE LOS HUEVOS DE ORO, que son las siglas de nuestra cultura de empresa.


Y para ello, además de hacer acciones para hacer equipo, nos tomamos súper en serio las contrataciones. He hecho 2 posts sobre cómo contratamos a comerciales de los buenos, y otro sobre cómo contratamos a una persona 10/10 en atención al cliente.

5) Cada fundador remábamos hacia un lado
Enero 2014 

Y te juro que cada uno de los 3 remábamos a full. Lo dábamos todo. Yo trabajaba por las tardes pero trabajaba 8 horas, incluidos findes.  Alfredo igual. Bego todavía más. Y aunque sé que es un error ya que lo que hay hacer es estar al 100% y tener tiempo para hacer deporte, etc... lo que quiero decir es que trabajaba como un descosido.

Pero si yo remo hacia la derecha y Alfredo hacia la izquierda, el barco no se mueve. Y si Bego que remaba la que más, remaba hacia otros lados sin nosotros enterarnos, ya íbamos hacia otro rumbo


Te podría poner mil ejemplos pero ya te los imaginas.  Uno hacía una cosa y el otro hacía la contraria.  O directamente acordábamos en reunión de socios una estrategia, y 1 mes después cada uno había hecho lo que quería en su departamento. 


Al final volvimos locos a los trabajadores, y acabamos hartos los unos de los otros, y yo, sin hablarme con mi hermana durante un par de meses. Eso fue lo peor. Al final con toda la razón dejo de ser la CEO. 

Mi aprendizaje: Un líder y una métrica por departamento

Ahora con SumaCRM cada departamento tiene una métrica, y luego además tenemos una métrica global para toda la empresa: crecer un 20% mensual.  Cada lunes repasamos métricas de cada departamento, y cada día 1 de mes repasamos la métrica global.

Y hay un líder, todos reportamos al CEO.


Para seguir la evolución de las métricas tenemos un Excel, el cual compartí en el post de nuestro propio Excel flujo de caja, con nuestros datos reales.


6) No ser sanos financieramente
Enero 2015

Al final la muerte de una empresa es quedarte sin dinero.  Y nos ocurrió, pero te cuento cómo:

La razón fue que quisimos crecer. Había que crecer a toda costa. Gran error.

Contratamos a un director comercial que venía de una gran empresa y que montó un equipo de 10 comerciales. Vendían pero no teníamos claro márgenes. Había dinero y tiempo. Eso pensábamos, hasta que nos vimos completamente desfocalizados, gestionando comerciales en vez de nuestro producto.  Con el tiempo el producto de la competencia nos pasó por encima, tanto en calidad como en funcionalidades. Y al final sin dinero ni buen producto, en enero de 2016, entramos en concurso de acreedores y acabamos de liquidar ahora en Mayo.

Mi aprendizaje: Crece poco a poco

Con SumaCRM en 6 meses hemos llegado a breakeven. Primer objetivo cumplido.

Con ello hemos buscado inversión para acelerar, pero con hitos. Con esta inversión, hemos invertido en más equipo, más servidores, etc.. pero sin volvernos locos. Nuestra obsesión es llegar al nuevo breakeven para octubre, que está muy asequible. Una vez allí ya veremos si volveremos a buscar inversión para crecer, o si ya creceremos con un equipo montado y nuestros propios beneficios. Poco a poco, cumpliendo hitos y siendo muy sanos financieramente.

7) No ser transparantes
Mayo 2016

Este punto no lo tenía al acabar el primer borrador del post.

Pero al enviárselo a los inversores, me he encontrado con respuestas que no quería ver pero que ya sabía. Varios de ellos, con muchísimo cariño y respeto, me han dicho que no volverían a invertir en mí. No por no conseguirlo, sino porque no fui nada transparente.

La verdad que fui muy apasionado para conseguir la inversión pero luego les excluí de la empresa. No por maldad, sino por puro desconocimiento. En mi cabeza mis socios eran sólo Alfredo y Bego, pero como me dijo ayer Alvarito Hinojosa (uno de los socios) mis socios eran todos y cada uno de los inversores que pusieron su dinero y confianza en el proyecto. Me hubieran ayudado mucho y posiblemente ahora no estaría haciendo este post.

Mi aprendizaje: Cuenta lo bueno y lo malo cada semana

De ahí viene mi obsesión ahora por el blog y por ser transparente y contarlo todo.  

Pero es que además, a los inversores y trabajadores,  les envío un email semanal, (casi) cada viernes, con lo bueno, lo malo, y las métricas de SumaCRM


La confianza de tus inversores es uno de los mayores activos que tienes como emprendedor. Si la pierdes... despídete de ellos, no hay nada que hacer.

Conclusión

Fracasar no es el fin.  


Siendo el peor error de todos no estar al 100%, y del que derivaron todos los demás, la experiencia es un grado. En mi caso como ves he aprendido un montón.  

Eso sí, ojalá hubiera aprendido de los aciertos y no de los errores. Por eso he hecho este post, por si te sirve a ti o a otro, para no cometer mis mismos errores.

¡A tope con SumaCRM!

De corazón: Gracias a todos los que lo habéis hecho posible el viaje de Totombola, y perdón por los errores y no haberlo conseguido: usuarios, clientes, inversores, trabajadores, CEO,  Alfredo, y sobre todo mi hermana Bego por los cabreos que tuvimos por mi culpa. Que por cierto ahora ha montado Alquera.com, una tienda online de productos químicos y está feliz ya que ser científica es su sueño desde pequeñita :)

¿Me echas una manilla compartiendo este post?

Compartido
0
veces
Nota del autor: ¿Qué vas a aprender en este blog?
"En los últimos 8 años he montado 3 empresas. Ahora empiezo mi cuarta y en este nuevo viaje lo estoy contando todo hasta que llegue a la isla del tesoro: facturar 100.000 €/mes."
Tomás Santoro CEO de SumaCRM, Ingeniero Informático y enamorado del mar y del kitesurf.
Si quieres que te avise del próximo post hasta los 100.000€/mes apúntate aquí. Ahora vamos por los 39.165€/mes :)
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Hay datos incorrectos o faltan datos. Por favor verifica el formulario.
Avísame del siguiente post
Odiamos el spam tanto o más que tu. Sólo utilizaremos tu email para avisarte del siguiente post.
Cómo funciona Precios Blog Pymes y Birras Time Curso de ventas Soporte Nuestros valores Ofertas de trabajo Contacto
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información
Cargando